Piedras de color blanco

white stones facebook

De Martín Méndez, bajista de los omnipresentes OPETH llega WHITE STONES, un proyecto de death metal en solitario. Hoy, anuncian con orgullo su fichaje por Nuclear Blast y revelan, que su álbum de debut llamado «Kuarahy» (pronunciado Kwa-Ra-Hee) será lanzado a principios del próximo año, ¡el 20 de marzo!

Bautizado con el nombre de su lugar de nacimiento en Uruguay, el disco representa una vuelta a sus raíces, tanto familiares como musicales. Explorando los caminos olvidados de sus antepasados a través del estilo de música que sigue siendo su verdadero amor: el death metal.

piedras blancas y cristales

De Martín Méndez, bajista de los omnipresentes OPETH llega WHITE STONES, un proyecto de death metal en solitario. Hoy, anuncian con orgullo su fichaje por Nuclear Blast y revelan, que su álbum de debut llamado «Kuarahy» (pronunciado Kwa-Ra-Hee) saldrá a principios del próximo año, ¡el 20 de marzo!

Bautizado con el nombre de su lugar de nacimiento en Uruguay, el disco representa una vuelta a sus raíces, tanto familiares como musicales. Explorando los caminos olvidados de sus antepasados a través del estilo de música que sigue siendo su verdadero amor: el death metal.

nombres de piedras blancas

Si los más de 50 años de historia de la música metal han enseñado algo, es que no está sujeta a las limitaciones que suelen afectar a otras expresiones musicales, e incluso ahora hay varios artistas destacados que se adentran en el más allá aparentemente ilimitado en busca de un punto final. Uno de los proyectos más recientes en aventurarse en el horizonte de la progresión estilística es el grupo español de death progresivo White Stones, obra del bajista y segundo miembro más antiguo de la icónica banda Opeth, Martín Méndez, que causó sensación al convertirse en la primera banda de su país en volar bajo el estandarte de Nuclear Blast y desatar una mezcla muy singular de elementos musicales en su debut «Kuarahy» el año pasado. Con los cierres pandémicos que comenzaron unos 5 minutos después de que dicho álbum saliera al mercado, Méndez y compañía han optado por no tomarse las cosas a la ligera y han vuelto con una continuación aún menos ortodoxa en «Dancing Into Oblivion».

Se trata de un álbum que, según el testimonio del propio Mendez, refleja el caos y la incertidumbre que llegó a tipificar el período de tiempo en el que nació, y que a menudo se aleja de los límites de lo que suele considerarse como death metal progresivo típico. Momentos episódicos de brutalidad fuertemente distorsionada intercambian posiciones con momentos serenos de meditación musical, a menudo saltando a través de influencias tan dispares como John Coltrane y Deicide con poco aviso y mostrando un enfoque más cargado técnicamente en consonancia con los ideales originalmente codificados durante la era del rock progresivo de los 70. Pero mientras que todo el álbum es un ejercicio de explotación de las posibilidades de un arreglo de metal tradicional, el trabajo de bajo del mencionado jefe de este proyecto toma un papel mucho más auspicioso, no sólo en términos de carreras llamativas o rellenos estridentes, sino también en la presencia general dentro de la mezcla, a menudo hasta el punto de eclipsar el trabajo de la guitarra y hacer un sonido húmedo y fangoso de lo habitual dentro de un contexto de death metal.

white stones metallum

De Martín Méndez, bajista de los omnipresentes OPETH llega WHITE STONES, un proyecto de death metal en solitario. Hoy, anuncian con orgullo su fichaje por Nuclear Blast y revelan, que su álbum de debut llamado «Kuarahy» (pronunciado Kwa-Ra-Hee) saldrá a principios del próximo año, ¡el 20 de marzo!

Bautizado con el nombre de su lugar de nacimiento en Uruguay, el disco representa una vuelta a sus raíces, tanto familiares como musicales. Explorando los caminos olvidados de sus antepasados a través del estilo de música que sigue siendo su verdadero amor: el death metal.